Search
  • Manuel Yáñez Herrero

¿Sobrevivirá NETFLIX su propia guerra?


Los próximos 5 años son decisivos para las grandes cadenas de televisión. La pregunta es ¿Habrán tomado los pasos necesarios para detener a Netflix en su camino para dominar la televisión? ¿Habrán mejorado su tecnología? y lo más importante ¿Habrán sido capaces de dejar de otorgar licencias a Netflix para transmitir sus programas? Esta última pregunta es quizá la que representa la decisión más difícil de tomar. El riesgo de afectar sus ingresos actuales contra el riesgo de no tener ingresos en el futuro.

Netflix esta haciendo su trabajo. Su plan maestro de convertirse en una televisora global va en camino y para ello está invirtiendo grandes cantidades de dinero en la producción de programas propios locales, es decir, Narcos por ejemplo o Club de Cuervos, pretende producir la mejor película en la India jamás vista en "Bollywood" y así se prepara también para la eventualidad de que las televisoras decidan dejar de otorgarle licencia sobre sus programas.

La situación de Netflix es, de acuerdo a Michael Pachter analista financiero, muy difícil. Actualmente y a pesar de contar con alrededor de 81 millones de suscriptores mensuales alrededor del planeta quienes pagan entre 10 y 18 dólares mensuales, tiene un compromiso de pago por 12 billones de dólares por producciones propias ya en proceso. La única manera de poder cubrir esta inversión es manteniendo su paso y contar cada día con un mayor número de suscriptores. Pero para esto deben contar con programación atractiva y las productoras de cine y las televisoras le van a hacer muy difícil conseguirlo. La guerra ha comenzado.

Al principio las las productoras tanto de programas de televisión como de cine vieron en Netflix una fuente de ingresos adicional y de poca importancia como competidor. Así que la licencia por exhibir sus programas fue negociada a un precio realmente de risa. Hoy cuando terminan los viejos contratos y hay que firmar nuevos ya se han dado cuenta del monstruo en que dejaron que se convirtiera Netflix y quieren evitar que los devoré a toda costa.

Su única herramienta es elevar los costos de licencias de transmisión de manera que reemplace la pérdida por ingresos publicitarios o declarar la guerra abierta y no renovar ninguna licencia y dejar a Netflix sin programación bajo el riesgo para las propias cadenas de dejar de percibir este ingreso y que los ratings sigan cayendo con lo que perderían también su ingreso natural.

El tema son las audiencias. Difícilmente van a regresar al viejo modelo de programación dictada por el medio e interrumpida constantemente por anuncios. La televisión On Demand está aquí para quedarse. Pero este es el escenario:

Cada productora y cada cadena tendrá su streaming on demand, la audiencia seleccionará un puñado de estos “canales” y dejará de lado otros. El viejo modelo de la televisión por cable en donde las audiencias pagaban por programación que no veía morirá. Ahora se paga por lo que se quiere ver y se ve cuando y como la audiencia lo prefiere.

La segunda posibilidad es que Netflix tenga tal fuerza que los productores dejen de interesarse por vender sus contenidos a las cadenas y los ofrezcan a Netflixquien, junto con su programación propia, domine el mercado y cumpla su objetivo de convertirse en una cadena global.

Aquí aparece otro jugador quien puede y esta en camino de desbaratar el sueño de Netflix: Amazon.

Amazon está ya produciendo programación propia con éxito como la serie “Transparent”, su arma principal es su flujo de efectivo. Esta empresa cuenta con un capital contra el que ni Netflix ni las propias cadenas pueden competir superior a los 100 billones de dólares. Por supuesto no podemos perder de vista a YouTube quien esta presente de manera global y en más de 20 idiomas.

YouTube es también una gran plataforma para pequeños y medianos productores al igual que Vimeo. Hoy hay también miles de canales independientes con gran contenido producciones por las audiencias para las audiencias lo que empodera a las sociedades del mundo.

La tendencia mundial de acuerdo a Reed Hastings CEO de Netflix será un cambio gradual, la televisión por cable desaparecerá dejando el espacio a el streaming on demand. Mientras que Hulu y Amazon no representan una competencia importante aún.

Los siguientes cinco años son determinantes para el futuro de la televisión y hoy como nunca el poder esta del lado de las audiencias. Los intentos de las televisoras parecen débiles y tardíos. Las marcas se están quedando sin espacio para anunciarse y nosotros, las audiencias estamos felices con producciones e historias sensacionales en nuestras manos a la hora y de la manera en que queramos verlas.


30 views0 comments

Recent Posts

See All

© 2023 por Vosman Branders

Sé social y siguenos en:

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon